La industria del transporte y la logística enfrentó muchos cambios el año pasado debido a las nuevas regulaciones aduaneras / fronterizas, así como a la pandemia. Estas son algunas de las principales observaciones para 2021 que serán críticas para los fabricantes, transportistas y clientes que realicen actividades en el nuevo año:

 

  • México es ahora el socio comercial #1 de EEUU, según el informe de 2019 de la Oficina del Censo de EEUU. La guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como la pandemia de COVID-19, están impulsando a más empresas estadounidenses a establecer nuevas cadenas de suministro y anticipamos un crecimiento explosivo a medida que México se convierta en la nueva China. Las empresas están “nearshoring” y moviendo sus cadenas de suministro más cerca de casa a favor de América Latina y, más específicamente, de México. Especialmente los fabricantes de automóviles deberían seguir viendo un gran crecimiento y una dependencia de México, ya que favorece la fabricación local. La industria automotriz seguirá viendo un cambio, en particular la región del Bajío de México, que está llena de capacidad de transporte.
  • La digitalización, el software y brindarles a los transportistas herramientas tecnológicas eficientes son fundamentales a medida que la tecnología continúa revolucionando esta industria. El COVID-19 ha obligado a la industria de la logística tradicional y analógica a adoptar la tecnología como su forma principal de hacer negocios. Todos trabajan desde casa, cambiando los procesos en persona y en papel por transacciones y firmas digitales. La tecnología en el transporte de carga puede ayudar a las empresas a facilitar esta transición de offline a online, permitiéndoles contar con herramientas para realizar una transición sin problemas hacia formas más digitales y modernas de administrar su carga y cadenas de suministro.
  • Los cambios en la industria de la logística global (transporte en camiones, marítimo y otros) que impactan inherentemente al mundo cross border son principalmente el resultado del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y las listas arancelarias. La expectativa era que el T-MEC aumentaría significativamente las exportaciones estadounidenses anuales a Canadá y México. A medida que aumentan las exportaciones, eso se traduce en más camiones cross border entre los EEUU y México, lo que conducirá a un mayor colapso de la capacidad, ya que varios operadores de camiones han salido del mercado en los últimos años y se espera que los volúmenes sigan aumentando. Esto también debería aumentar la dependencia de los envíos cross-docking para aprovechar la capacidad de transporte en camiones en ambos lados de las fronteras de Estados Unidos y México.
  • La política también jugará un papel en 2021, ya que podemos anticipar que una administración de Biden traerá más estabilidad y previsibilidad a las relaciones comerciales, especialmente después de la reciente firma del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (T-MEC). Un aumento esperado en el gasto del gobierno de Estados Unidos y un reenfoque de la política en las clases medias y bajas también podrían resultar beneficiosos para la capacidad de producción de México, ya que se crean incentivos de consumo adicionales. Finalmente, dado que no es probable que el fuerte control sobre China se afloje en el futuro cercano, ambos países (Estados Unidos / México) podrían beneficiarse de adoptar el cambio en las cadenas de suministro globales para llevar más manufactura a Norteamérica.
  • El transporte de las vacunas COVID-19 creará más demanda y veremos un aumento en los movimientos, especialmente las cargas refrigeradas y las soluciones de cadena de frío. El Departamento de Transporte de EEUU acaba de anunciar que "se han tomado todas las medidas reglamentarias necesarias para el transporte rápido y seguro de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) por tierra y aire". Como resultado, habrá protecciones adicionales y apoyo para la industria del transporte de camiones. Además, es probable que aumente la importancia de los transportistas a medida que la complejidad de la distribución de vacunas alcance niveles nunca antes vistos. El papel de los transportistas como "tejido conjuntivo” de la logística será clave y asumirá la presión de gestionar la logística de empresas farmacéuticas. Por otro lado, priorizar las vacunas significa que algunas cargas no esenciales serán rechazadas, lo que aumentará las tasas y afectará a las empresas que no están preparadas adecuadamente para este momento sin precedentes.
  • COVID-19 y las restricciones fronterizas continúan afectando las necesidades de exportación de los clientes a medida que mueven su carga a los EEUU. Dado que la mayor parte del equipo disponible se retiene en la frontera y busca moverse hacia el sur desde Laredo, la relación exportación / importación de 8: 1 continúa impactando la capacidad general en áreas específicas como Guadalajara, Bajío y Ciudad de México, lo que crea desafíos. Las empresas deberán ser ágiles y diligentes mientras navegan y cumplen con los requisitos de sus clientes.